.

.

A-contecimientos en la política o la política del acontecimiento

 

 

 

Esteban Arellano

Sociedad Académica Kierkegaard

México

 

 

 

Resumen: En México, antes de la contienda electoral presidencial del año 2012, se gestaron las condiciones necesarias que han marcado la política nacional y han trascendido hasta la política mundial. Este acontecimiento ha sido propiciado por un movimiento que ha tenido dos facetas, la inicial es el llamado “Somos más de 131”, gestado en la Universidad Iberoamericana; en un segundo momento se unen otras universidades y otras movilizaciones ciudadanas, convirtiéndose en el movimiento #YoSoy132. Este movimiento ha irrumpido en la política mexicana y ha venido a replantear el lugar de la democratización de los medios de comunicación y de la política en sí a partir de las redes sociales y de la movilización urbana. Como todo acontecimiento, después de éste, México no se puede pensar del mismo modo; el movimiento #YoSoy132 permite pensar de otra manera la forma hasta hoy de hacer política y la participación ciudadana como respuesta a los llamados poderes fácticos, formalizando un contra peso político. Los dos movimientos siguen existiendo, pero el primero--YoSoy131- fue la condición necesaria para el segundo.

 

Palabras clave: Respuesta ciudadana; poderes fácticos: democratización.

 

 

 

 

 

*Este artículo originalmente fue publicado en nuestra primera época editorial, en Revista de Humanidades, ISSN 0719-0999, en diciembre de 2012.

 

 

Citar este artículo:

 

Cita sugerida

Arellano, Esteban.  2016. “A-contecimientos en la política o la política del acontecimiento”, Humanidades Populares 5 (7), 65-76.

 

APA

Arellano, E. (2016). A-contecimientos en la política o la política del acontecimiento. Humanidades Populares, 5 (7), 65-76.

 

Chicago

Arellano, Esteban. “A-contecimientos en la política o la política del acontecimiento”. Humanidades Populares 5, no. 7 (2016): 65-76.

 

MLA

Arellano, Esteban. “A-contecimientos en la política o la política del acontecimiento”. Humanidades Populares 5.7 (2016): 65-76.

 

Harvard

Arellano, E. (2016) “A-contecimientos en la política o la política del acontecimiento”, Humanidades Populares, 5 (7), pp. 65-76. 

 

Esta obra podrá ser distribuida y utilizada libremente en medios físicos y/o digitales. Su utilización para cualquier tipo de uso comercial queda estrictamente prohibida. CC 4.0: Internacional-Reconocimiento-No Comercial-Compartir igual.

 

 
   

 

 

 

 

 

 

Introducción

Este texto va dirigido a toda persona que esté al tanto de la situación en México y de un movimiento social que, lejos de ser considerado un suceso local es un acontecimiento que ha irrumpido en la política mexicana pero trasciende a la comunidad mundial. El caldo de cultivo que se ha gestado ha penetrado en la forma de concebir la política en este país; de manera simultánea, se ha abierto una instancia que permitirá, en algún momento posterior[1], replantear el término democracia.

Este texto antes que situarse de una manera partidista o en un cierto favoritismo, trata de bordear un contexto que permita a aquellos y aquellas que nos leen poder entender el nacimiento de algo que está a nivel mundial: el movimiento YoSoy132.

Este movimiento, siguiendo el epígrafe escrito por el lingüista francés Émile Benveniste, está en el tiempo, pero este mismo estar (como estar-en-el-mundo) necesita una circunscripción, es decir, situar uno de los puntos de quiebre y trazar líneas que den cuenta de este acontecimiento a partir del cual México ya no podrá ser igual.

 

Acontecimientos

Del cambio al retorno

Hasta cierto punto, en este 2012, se tenía pensado o quizá había una cierta resignación en lo que se conoce como el “regreso del dinosaurio”; este apelativo se refiere a setenta y un años de gobierno perpetuados por el mismo partido político con una ideología represiva, autoritaria y bien organizada para sofocar las críticas y movimientos que pudieran significar un contrapeso político (ejemplo clave de esto es la matanza del dos de Octubre de 1968 en la plaza de las Tres Culturas): éste es el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Este retorno es articulado después de doce años de gobierno del partido opositor: el Partido Acción Nacional (PAN, por sus siglas). En el año 2000 el PAN llega a la silla presidencial representando una alternancia en la política mexicana. El cambio que se tenía previsto para el finisiglo y principio de milenio no obtuvo los resultados que esperaba; hoy es considerado un fracaso por los múltiples errores cometidos por ambos presidentes entre ellos la corrupción que gestó en sus gobiernos y, desde hace seis años, una guerra contra el narcotráfico que ha desatado una ola creciente de violencia en el país que ha cobrado más de 70,000 muertos y miles de desaparecidos.

 

Atrapados en la telaraña de la seducción imaginaria

Enrique Peña Nieto contenderá para presidente por parte del PRI en las elecciones del presente año. El futuro candidato, relata Jenaro Villamil, “con una trayectoria de menos de 12 años en cargos públicos, es conocido por el 92.2 % de los mexicanos” (Villamil, 2012); ¿Cómo es que en tan poco tiempo pudiera ser tan conocido en el medio público? Tal parece, no sólo están en juego las propuestas políticas y con ellas hacerse de un nombre, sino la imagen con que el candidato se presenta ante el pueblo mexicano.

Enrique Peña Nieto cuenta con un discurso fresco y una imagen impecable, ambas cualidades contrastarían con el antiguo régimen y con ello el retorno de este partido al poder legislativo en tierras mexicanas parece inevitable: con el argumento transformado en lema de estar constituidos como un nuevo PRI tratan de consolidar una alternativa para un bienestar en el país, tomando en cuenta que fue un fracaso el gobierno actual.

De acuerdo a este lema podemos hacer una lectura por partida doble siguiendo lo que Émile Benveniste ya venía trabajando en los años setenta como una distinción entre el sujeto del enunciado y el sujeto de la enunciación.

Por una parte se encuentra el discurso como texto, es decir en su literalidad: a esto le podemos llamar el enunciado. Por otra parte, el lingüista francés comenta: “Hay que atender a la condición específica de la enunciación: es el acto mismo de producir un enunciado y no el texto del enunciado (…)” (Benveniste, 2008: 83).

Entonces, a partir del discurso-lema de la nueva imagen del PRI podemos señalar que:

  1. Tomando al pie de la letra la afirmación del enunciado, un nuevo PRI vendría a instaurarse en el país. Esto es que existió, sin negarlo ya que está puesto de manera sintagmática, un PRI constituido como un discurso y un actuar de manera feroz ante el otro que piense totalmente distinto a su sistema gubernamental o que cuestione en aras de la democracia.
  2. Si tomamos, por otra parte, la enunciación, podemos comentar que existe ahí un secreto; un secreto en la estructura institucional del partido que permite sostener ahora en otro lugar, de una manera topológica, el resurgimiento del PRI.

 

El problema del secreto y del desplazamiento topológico Freud ya lo había señalado en múltiples de sus textos: el problema de la represión y el retorno de lo reprimido como síntoma.

Jacques Derrida señala en su texto Donner la mort cierta constitución del secreto a partir de un ensayo de Jan Patočka donde viene a señalar la responsabilidad del sujeto en “el nacimiento de Europa en el sentido moderno del término” (Derrida, 2006: 15).

El lugar que presenta Patočka para la responsabilidad es la superación de lo demoniaco y de lo orgiástico; podemos articular con Patočka y la lectura de Derrida: de lo platónico a lo cristiano. No nos podemos detener en el extenso análisis que Derrida realiza acerca de los ensayos de Jan Patočka, sino en donde nos interesa ahondar: en la importancia del secreto y una cierta relación con lo político. Derrida realiza una lectura, no una interpretación, del ensayo de Patočka y lo que señala es un lugar que parece paradigmático: el devenir responsable no elimina lo orgiástico sino lo incorpora: “La responsabilidad triunfa sobre el orgiasmo y se lo incorpora como momento subordinado (…)” (Derrida, 2006: 24).

Más adelante, Derrida pone en juego este lugar paradigmático de la responsabilidad:

Una vez incorporado, disciplinado, subyugado, sometido, lo orgiástico no es aniquilado. Continúa animando subterráneamente una mitología de la libertad responsable que será así mismo una política, el fundamento en parte aún intacto, hoy, de lo político en Occidente (…) (Derrida, 2006: 30-31).

Esta política doble del secreto y la responsabilidad, el PRI la usa de eslogan que lo acompañaría en toda su campaña: una política que tratará de desasirse de su herencia opresora pero que sigue presentándose, antes, durante y después de la campaña, unos brotes de aquello reprimido a manera de retoños del inconciente que Freud ya había descrito en su texto homólogo (Freud, 2007).

Podemos comenzar a abrir una serie de complejidades que van surgiendo en la política mexicana y que no interesan solamente a ésta, sino a la esfera filosófica, psicoanalítica y ciudadana.

(…) si la televisión hiciera presidentes, Ud. Sería presidente (…)[2].

 

Con el nombre de este apartado no intento articular al homo videns (Sartori) en un aspecto teleológico o final en la carrera política de Enrique Peña Nieto, todo lo contrario, la política televisada es uno de los comienzos que impulsa al candidato del PRI a un rating elevado en las “encuestas oficiales” donde fue inamovible e inalcanzable.

Más que un hombre sin atributos (…) Peña Nieto es un político de infomercial, al que los medios de comunicación, la clase política empresarial y hasta la farándula consideran ya un presidente virtual (Villamil, 2012).

 

El 27 de septiembre de 2010 se celebró la boda entre Enrique Peña Nieto y Angélica Rivera, mejor conocida como “la Gaviota”, por haber sido protagonista de una exitosa telenovela transmitida por el grupo televisivo más importante de México: Televisa. Esta boda no sólo formaliza una unión entre el gobernador del estado de México y la actriz, sino una conjunción simbólica entre la política y la pantalla de televisión.

Esta boda se realizó en medio de una serie de secretos que parecían retornar: en primer lugar, la muerte misteriosa de su primera esposa, Mónica Pretelini. En una entrevista que el periodista Jorge Ramos le realiza a Peña Nieto pregunta por la muerte de su esposa, éste no sabe qué responder –o responder con exactitud-, ya que enuncia “fue algo intempestivamente”[3]. Por otra parte pero igualmente intempestiva se vio difundida la imagen del flechazo amoroso entre Peña Nieto y la actriz de televisa; esto último se presenta en medios masivos y populares como algo informativo pero que en el fondo es una forma de teledirigir la mirada o hacer un performance de un ciudadano digno de confianza, atractivo y propiciar una popularidad irrevocable para los comicios de 2012. El periodista Jenaro Villamil ya había comentado desde la boda del candidato que “[Carlos] Salinas [de Gortari] y Televisa apuntan la Iniciativa 2012 para apoyar a Peña Nieto [en su campaña política] (…)” (Villamil, 2010: 9).

De esta manera, la popularidad del precandidato se iba perfilando hacia la silla presidencial a tal grado que “Analistas políticos y académicos indicaron que los comicios de julio próximo son <<predecibles>>, situación que no ocurría desde 1982, y que la constante en las campañas de los aspirantes presidenciales es que son <<tediosas, aburridas y deslucidas>>” (Gómez, 2012).

Al igual que el lobo en el cuento de caperucita Roja, durante la campaña del candidato Peña Nieto, bastaba con prender la televisión para ver lo atestado de spots en favor de la candidatura de éste; salir a las calles para ver la gran cantidad de anuncios espectaculares y propaganda; encender la radio o abrir algún periódico del medio popular para ver la gran cantidad de puntos por los que se llevaba a los otros candidatos: 51 % contra escasos 36 % de los opositores.

Las letras impresas, el viernes negro y el despeñadero

(…) es absolutamente impensable e inadmisible considerar la sustitución del candidato presidencial Enrique Peña Nieto sólo por los deslices que ha enfrentado públicamente desde el 3 de diciembre [de 2011] (…)[4].

 

En Guadalajara, el 3 de diciembre de 2011 se estaba celebrando la Feria Internacional del Libro (FIL), Peña Nieto asistió a dar una conferencia de prensa para presentar su plan de trabajo. De pronto se le presentó una pregunta tan evidente, que nos hace recordar el texto de Allan Poe la Carta Robada. La pregunta que le hacen a Peña Nieto de alguna manera deja expuesto el artificio que siempre estuvo ahí, oculto tras una imagen impecable e inamovible: “[Díganos] Tres libros que han marcado su vida personal y política (…) tres títulos (…)”. Entre lapsus y olvidos trató de responder[5] sin poder dar una respuesta concisa. ¿Acaso Peña Nieto recibió del Otro su propio mensaje de forma invertida?

Dos días después la hija del candidato escribió un tweet con palabras ofensivas que dio la vuelta a México en contra de los que se rieron de su padre como respuesta[6] a lo sucedido en la FIL.

Los deslices provocados por el candidato del PRI parecían no afectar su reputación: Mientras en la calle se escuchaba el descontento, en la televisión y en las encuestas se veía aún muy marcada la tendencia de favoritismo para este candidato.

Algo parecía inquebrantable, pero el viernes 11 de Mayo del presente año sucedió un pequeño movimiento que causó una hecatombe y sacudió la política mexicana, siguiendo la sentencia nietzschiana de los pasos de paloma. Por la mañana, Peña Nieto tuvo una entrevista en un noticiero de radio donde, parece, las preguntas fueron muy incómodas, sobre todo de su relación con el consorcio Televisa. Enrique miraba mucho su reloj y comenta que tiene una cita en una universidad Jesuita, la Universidad Iberoamericana. A la universidad

Iberoamericana llegó el candidato a proferir su propuesta política. El descontento de los alumnos no se hizo esperar, los factores fueron varios: hubo ingreso excesivo de su equipo de campaña al foro universitario, se les quitaron a los participantes sus pancartas con mensajes de una postura política distinta a la del candidato; una pregunta, al final de su propuesta fue la chispita que detonó. Esta pregunta puso en juego lo expuesto más arriba: un secreto que no deja de estar ahí, soportado en un fundamento que no está extinto, sino que, haciendo un juego entre el dinosaurio y la huella, parece fosilizado. La cuestión iba dirigida a la fuerza y violencia que se utilizó para apaciguar una revuelta en 2006 en un municipio del Edo. De México[7], siendo él gobernador. Con esta medida se cometieron bastantes violaciones a los derechos humanos de los manifestantes ahí presentes. En el auditorio comenzaba el descontento y la respuesta del candidato recuerda la polémica entre Walter Benjamín y Carl Schmitt en lo que concierne al estado de excepción con referencia a si el uso de la fuerza permite instaurar la ley o queda la fuerza expuesta como tal, ya que respondió: “Fue una acción de autoridad, que asumo personalmente, para restablecer el orden y la paz en el legítimo derecho que tiene el Estado mexicano de hacer uso de la fuerza pública, como además fue validado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación”[8] [Los subrayados son míos].

El candidato salió de la universidad Iberoamericana y entre los gritos, pancartas improvisadas y reclamos que le hacían una gran multitud de estudiantes, predominaban los mensajes “Atenco no se olvida” “Asesino” y “Cobarde”.

Las descalificaciones a los estudiantes no se hicieron esperar: primero por el presidente del partido al que pertenece Peña Nieto, Pedro Joaquín Coldwell, quien comentó: “Algún grupo…un puñado de jóvenes que no son representativos (…) asumió una actitud de intolerancia (…)”[9]. Las críticas también hacían hincapié en la improbabilidad de que alumnos de esa escuela promulgaran esa clase de frases, llamándolos acarreados[10].

En cualquiera de los casos, el presidente del partido comentó que Peña Nieto “Tal vez no podría participar en una universidad de nuevo”[11] manteniendo un hermetismo posterior entre el candidato y la multiplicidad de voces.

 

Apertura: sombras y fantasmas de la opresión o el despertar de la juventud

YoSoy131 y Somos más que 131

Mientras en algunos periódicos aparecía el fracaso rotundo del candidato en la Universidad Iberoamericana, en diarios populares y en los noticieros de televisión lo veían como un pequeño incidente o algo que no podría afectar la reputación del candidato del PRI.

Ante este intento de sofocación de los mismos políticos y manipulación de los medios apareció apenas once días después una respuesta41 por parte de los estudiantes de la Universidad Iberoamericana.

Esta respuesta abrió sendas a caminos inexplorados en la política mexicana: un video de once minutos que alcanzó trendig topic posibilitó articular un primer momento: el movimiento YoSoy131. Se le llama así por ser ciento treinta y un estudiantes de la Universidad Iberoamericana los que realizaron este video con sus credenciales en mano y haciendo referencia que ellos no son acarreados sino que actúan por su propia voluntad. Al poco tiempo cambia a Somos más de 131 (Igartúa, 2012: 7), anunciando explícita e implícitamente que el movimiento, lejos de terminar con el video, comenzará a responder a los poderes fácticos. Este movimiento toma fuerza al sustraerse de consignas que apunten a un favoritismo de algún candidato a la presidencia.

En poco tiempo se reprodujo como espora y llegó fuera de México, haciendo una representación del hastió a la esfera geo-bio-comunico-política que parecía imponerse y posicionarse día a día como una sigilosa productora de verdad en el pueblo mexicano.

“Para los jóvenes el PRI es un fantasma, una sombra que <<carcomió>> al país, dice Julio Cesar Colín. << Pensamos que en realidad el PRI nunca se ha ido (…) el PRI representa un fantasma que no nos hemos logrado quitar” (Igartúa, 2012: 8).

Enrique Peña Nieto menciona el enunciado anterior de la permanencia del PRI casi un mes después43; esto permite advertir las lecturas anticipadas, pero acertadas del movimiento Más de 131 y, una vez más, los lleva más allá…más allá del principio del placer y más allá del bien y del mal.

Su protesta es clara: el 18 de mayo se manifestaron fuera del consorcio televisivo exigiendo que evitaran una comunicación viciada e influyente. La protesta dio la vuelta al mundo (Igartúa, 2012: 8).

YoSoy132

Hoy día el inicio de aquellas protestas desembocan en este movimiento donde se ve reflejado en muchas partes del mundo a través de algo que parecía tan inofensivo y vago: las redes sociales en internet.

Cinco días después del viernes 11 en la Ibero [americana] se creó el movimiento que se adueñó de la vida pública del país. Contagiados por la euforia, alumnos del TEC, el ITAM y la Anáhuac [Escuelas privadas de México] se unieron en solidaridad con los alumnos de la Iberoamericana para llevar el movimiento Mas de 131, simbólicamente, a lo que se conoce como #YoSoy132 (Igartúa, 2012: 11).

 

Llámense Facebook, Twitter o YouTube, han gestado un impacto alternativo y una apertura a una multiplicidad de información que se ventila sin tener una autoría, propiamente dicha, que se distribuye y se escapa entre la web. La posibilidad de las redes sociales abre una semántica infinita que permite su creación poética: chistes, análisis comparativos y una forma de poder plasmar en tinta virtual fotografías o escritos que, a manera de cita, siguen el acontecimiento político. En cualquiera de las formas anteriores, las redes sociales imprimen ahí una subversión que sólo es posible en esta época –no hay que olvidar que están como referente las movilizaciones por los mismos medios sociales que se dieron de Túnez a Egipto.

Es importante resaltar que en las redes sociales se presenta el lugar de la respuesta: la respuesta a la hija del candidato presidencial; la respuesta a los políticos y poderes fácticos. La demanda que tienen es con la que inició el movimiento Más de 131: una consigna de democratización de medios y la apertura al lugar de la legalidad y legitimidad no sólo en los comicios electorales sino en la democracia mexicana. El lugar del movimiento #YoSoy132 imprime no sólo un toque de frescura al país, sino que abre sus puertas a una interminable red universitaria que se ha sumado desde su inicio hasta hoy y se ha convertido en un complejo ombligo indescifrable; de la misma manera, se ven incluidos ciudadanos que, a pesar de no ser estudiantes, no ser mexicanos o no residir en México abren el cuestionamiento y forman un contrapeso en lo presentado por los medios informativos y las instituciones democráticas.

Lo que habría que resaltar es que el movimiento conserva su carácter apartidario: Enrique Dussel señala que:

En la historia, en la política, hay acontecimientos inesperados por la complejidad casi infinita de la articulación de agentes libres, acontecimientos cuya existencia responden a posibilidades estadísticas mínimas, que por ello se nos presentan sin previsión alguna (Dussel, 2012).

 

Poco después, en dicho artículo, Dussel hace una reflexión a partir del acontecimiento en la política y la relación que los mexicanos tendríamos con éste. Alain Badiou comenta tres formas de poderse posicionar ante un acontecimiento: ser un sujeto Reactivo, un sujeto Fiel o un sujeto Oscuro.

El primero se podría ejemplificar con aquellos que tienen una actitud de permanecer escépticos y hasta agresivos con un cambio en la política; ven una eterna repetición y permiten al poder fáctico televisivo realizar una ficción de la democracia manteniéndose reacios a responder.

El segundo caso abre la posibilidad de adherirse sin perder la subjetividad en el movimiento: un movimiento sin garantías ni un final predeterminado, pero que abre un caleidoscopio de posibilidades que antes no estaban y que, siguiendo al mismo Dussel, son muy pocos los acontecimientos que se abren paso en la política.

El tercer caso es muy enigmático al momento de ni ser aversivo con el acontecimiento ni estar a su favor. No es una ignorancia del acontecimiento pero si es un cierto sustraerse al mismo, quedando el sujeto menguado entre las tinieblas.

Dussel comenta del movimiento #YoSoy132 que, aunque “(…) se define como apartidista, (…) [es] sin embargo profundamente político” (Dussel, 2012). Al momento de no institucionalizarse sino ser un movimiento que está ahí insistiendo en ser un movimiento ciudadano irrumpe con más fuerza: el haber cedido a la seducción por parte de algún partido político o un candidato habrían fetichizado el mismo acontecimiento (Dussel, 2012). Esto mismo de ser apartidario le da una gran potencia [poiésis], a la manera como Ricardo Yepes Stork la describe en Aristóteles: “(…) la poiésis activa es (…) producción, capacidad de producir en las condiciones requeridas un efecto en el paciente” (Yepes, 1993: 332). En este contexto, podemos articular que no llevará a un garante sobre el cual erigirse; si fuera así sería una telenovela y no un acontecimiento. El movimiento #YoSoy132 no se sostiene para llegar a un fin (telos) o una meta, sino que el acto mismo es la propia finalidad[12]. Yepes Stork comenta que en Aristóteles este es “(…) [el] sentido más alto de la energeia [acto]” (Yepes, 1993: 337).

La respuesta a los monopolios que suministran las fuentes informativas, donde se presenta un nudo complejo entre política, poder e información, se está dando en la organización de este movimiento donde, hoy día, se han realizado eventos de importancia nacional: se gestó el primer debate realizado por estudiantes a los candidatos a la presidencia, en el cual, no se presentó Enrique Peña Nieto; el uso de las redes sociales como una manera informativa totalmente distinta y alterna a los medios convencionales; la señalización a ciertas violaciones jurídicas en el Estado y  manifestaciones pacíficas que incluyen al movimiento ciudadano dentro de la política.

Freud no fue ingenuo al plantear en el apartado tres de psicología de las masas el lugar de la creación y desmarcarse de las concepciones simples de concebir a las masas como carentes de pensamiento: “Pero también el alma de las masas es capaz de geniales creaciones espirituales (…) [como] el lenguaje mismo (…)” (Freud, 2007b: 79). Esta aseveración le da lugar a este acontecimiento y viene a re-plantear que una multitud de subjetividades no es un puñado de intolerantes o un montón de gente sin una capacidad para pensar.

El movimiento YoSoy132 ha irrumpido de tal forma en México que una fractura ha comenzado a abrir sendas vírgenes en las relaciones del hombre con la política a pesar de parecer tautológico, ya que Aristóteles había dado la definición del hombre como animal político.

 

 

 

 

Referencias

 

Benveniste, É. (2008).Problemas de Lingüística general II. México: Editorial Siglo XXI.

 

Derrida, J. (2006).Dar la muerte. España: Paidós.

 

Dussel, E. (9 de junio de 2012). Interpelaciones del Movimiento #YoSoy132. La jornada recuperado el 20 de Julio en http://www.jornada.unam.mx/2012/06/09/opinion/021a2pol.

 

Freud, S. (2007).Lo inconciente en Obras Completas Tomo XIV. Buenos Aires: Amorrortu.

 

Freud, S. (2007b).Psicología de las masas y análisis del yo en Obras completas Tomo XVIII. Buenos Aires: Amorrortu.

 

Gómez Mena, C. (10 de mayo de 2012). El "gran fracaso" del PAN hace prever el triunfo priísta, señalan académicos. Lajornada. Recuperado el 17 de julio de 2012 en http://www.jornada.unam.mx/2012/05/10/politica/012n1pol.

 

Igartúa, S. (2012). El despertar. Proceso, No. 1856.

 

Lacan, J. (2007). Función y campo de la palabra en psicoanálisis en Escritos 1. México: Siglo XXI Editores.

 

Méndez, E. (21 de diciembre de 2011). Inadmisible, pensar en sustituir a Peña Nieto: Joaquín Coldwell. La jornada. Recuperado el 18 de Julio de 2012 en http://www.jornada.unam.mx/2011/12/21/politica/005n1pol

 

Villamil, J. (2010). Contubernio 2012. Proceso No. 1770.

 

Villamil, J. (2012). Peña Nieto: el político. Proceso recuperado el 17 de julio de 2012 en http://www.proceso.com.mx/?p=302702.

 

Yepes Stork, R. (1993).La doctrina del Acto en Aristóteles. Barañaín-Pamplona: Ediciones Universidad de Navarra S.A



[1] Freud lo teorizó con el término Nachträglich; Lacan lo implicó en una transliteración del término alemán al francés como ápres coup; Alain Badiou piensa el acontecimiento a partir de un suceso posterior.

[2] Esta Frase EnriquePeña Nieto se la atribuye a su contrincante político, Andrés Manuel López Obrador, en un debate que tuvo poca difusión televisiva. El debate completo se puede ver enhttp://www.youtube.com/watch?v=BE6bzz7lWCc; la cita se encuentra en el minuto 39:55 Recuperado el 20 de Julio de 2012

[3] Se puede ver el video en internet. http://www.youtube.com/watch?v=hSxk48jKa7Y

Recuperado el 17 de Julio de 2012

[4] Pedro Joaquín Coldwell, presidente del PRI, comenta esto el miércoles 21 de Diciembre, después del error que tiene Peña Nieto en la Feria Internacional del Libro (FIL) en Guadalajara.

[5] El video se puede revisar enhttp://www.youtube.com/watch?v=C3NKGfoTACg y la nota del periódico enhttp://www.jornada.unam.mx/2011/12/04/politica/011n1pol  Recuperados el 18 de Julio de 2012

[6] Se puede ver la nota del tweet en  http://www.jornada.unam.mx/2011/12/06/politica/013n1pol. Recuperado el 18 de Julio de 2012

[7] Este Municipio se llama San Salvador Atenco

[8] La nota se puede ver completa en

http://www.jornada.unam.mx/2012/05/12/politica/005n1pol Recuperado el 18 de Julio

[9] El video se puede ver enhttp://www.youtube.com/watch?v=AaVBzWN10iM

Recuperado el 19 de Julio de 2012

[10] Es decir, que de algún partido político obtuvieron algún beneficio económico y fueron llevados hasta ahí con el fin de poder hacer un escándalo. Por ejemplo, la diputada por parte del PRI Carolina Viggiano, comenta que deben de ser “Operadores de [Andrés Manuel] López Obrador”. Se puede ver en el link

http://www.proceso.com.mx/?p=309010. Recuperado el 19 de Julio de 2012

[11] La nota completa se puede ver en

http://www.lajornadajalisco.com.mx/2012/05/11/podria-pena-nieto-ya-no-ir-auniversidades-joaquin-coldwell/ Recuperado el 19 de julio de 2012 39 Se puede ver la diferencia de la autocensura propuesta por la televisión donde mutilan el discurso al dejar a la vista los aplausos, las propuestas del candidato y el apoyo a éste como la nota relevante. El video, que lo comenta una colaboradora de televisa, se puede ver enhttp://www.youtube.com/watch?v=RG68GRsGKK8 Recuperado el 19 de Julio de 2012.

[12] Un ejemplo que describe este lugar dice: “En resumen, se afirma del acto lo que se afirma de la oúsia: que es órisménos y tóde ti. Hasta ese punto énergeia es oúsia” (Yepes, 1993: 321).

Cuadernos de Descolonización y Liberación es la revista oficial de la Asociación de Filosofía y Liberación (AFyL). Esta publicación es continuidad de Humanidades Populares ISSN 0719-9465, publicación seriada editada desde el año 2011 por su grupo fundador Academia Latinoamericana de Humanidades bajo el nombre de Revista de Humanidades ISSN 0719-0999. Cuadernos es publicada y coordinada en la ciudad de Concepción, Chile, por la Corriente nuestrAmérica desde Abajo. La revista es coordinada conjuntamente desde las ciudades de Concepción, Chile, y Ciudad de Méxcio, México. Cuadernos de Descolonización y Liberación adhiere al acuerdo de políticas mínimas comunes de Deycrit-Sur. Esta publicación adhiere a las políticas de acceso abierto y no cobra ningún tipo de costo por procesamiento de contenidos. Todo lo aquí publicado se realiza exclusivamente bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Para más informaciones comuníquese a través del correo cuadernosafyl@humanidadespopulares.cl