.

.

 Sincronario de paz y su ideología. La cultura de “tiempo y arte”

 

 

 

 

Thiago José Bezerra Cavalcanti

Universidad Federal Fluminense

Brasil

 

Traducción de Fernando Valenzuela

Universidad Veracruzana

México

 

 

 

 

Resumen: El Sincronario de Paz es un movimiento preocupado por la construcción de una nueva era más armoniosa, regida por una cultura de paz y arte. Su eslogan principal es que "el tiempo es arte", llevando con ella el precepto de que "los códigos del arte están en todos nosotros." Nuestro objetivo es entender cómo la idea del arte influye o determina ese movimiento. En este contexto místico, el arte se entrelaza con el tiempo, el calendario, la religión y el apocalipsis. El arte está en todo, tiene sus raíces en los movimientos más fundamentales del universo. El arte es salvación, la puerta de salida de un mundo capitalista de guerra y de entrada a un mundo de paz.

 

Palabras clave: Arte; tiempo; nueva era.

 

 

 

 

 

*Este artículo originalmente fue publicado en nuestra primera época editorial, en Revista de Humanidades, ISSN 0719-0999, en septiembre de 2012.

                                             

 

Citar este artículo:

 

Cita sugerida

Bezerra Cavalcanti, Thiago José.  2016. “Sincronario de paz y su ideología. La cultura de ‘tiempo y arte’”, Humanidades Populares 4 (5), 19-27.

 

APA

Bezerra Cavalcanti, T. J. (2016). Sincronario de paz y su ideología. La cultura de “tiempo y arte”. Humanidades Populares, 4 (5), 19-27.

 

Chicago

Bezerra Cavalcanti, Thiago José. “Sincronario de paz y su ideología. La cultura de ‘tiempo y arte’”. Humanidades Populares 4, no. 5 (2016): 19-27.

 

MLA

Bezerra Cavalcanti, Thiago José. “Sincronario de paz y su ideología. La cultura de ‘tiempo y arte’”. Humanidades Populares 4.5 (2016): 19-27.

 

Harvard

Bezerra Cavalcanti, T. J. (2016) “Sincronario de paz y su ideología. La cultura de ‘tiempo y arte’”, Humanidades Populares, 4 (5), pp. 19-27. 

 

 

Esta obra podrá ser distribuida y utilizada libremente en medios físicos y/o digitales. Su utilización para cualquier tipo de uso comercial queda estrictamente prohibida. CC 4.0: Internacional-Reconocimiento-No Comercial-Compartir igual.

 

 
   

 

 

 

 

 

 

 

 

Introducción

El Dreamspell (“Encantamiento Del Sueño”), conocido en Brasil como “Calendario de Paz” o “Sincronario de Paz” (SdP)[1], además de “Calendario de las 13 lunas de 28 días”, es un calendario diseñado por José Argüelles[2] a partir de la segunda mitad de la década de 1980, considerado como parte del movimiento de la Nueva Era, acorde con Robert Sitler (2006).

Inicialmente propagado como “Calendario Maya” (Argüelles, 2002: 14)[3], posteriormente fue definido estratégicamente como tiempo de los “mayas galácticos” (Sitler, 2006: 26) en respuesta a las críticas de que el SdP estaría en desacuerdo con el conteo de los días mantenido hasta el día de hoy por la comunidad maya k´iche´ de Guatemala.[4] El trabajo que comenzó a propagarse es considerado un absurdo en el mundo académico (Stuart, 2011: 307) , una mala referencia en lo que respecta a la cultura maya; por lo que dejamos de lado este aspecto para tratarlo únicamente como un movimiento New Age –por contar incluso con la mezcla de elementos de otras culturas (runas, I Ching, etc).

El SdP se desarrolla en algunas organizaciones que son responsables de su propagación, ayudando a socializarlo en muchos lugares de la tierra, como la Foundation for the law of time (fundación para la ley del tiempo)7 y la Planet Art Network (Red de Arte Planetaria).[5]Su propuesta fundamental es la de la universalidad de su aplicación por toda la humanidad. En otras palabras, oficializar el SdP en remplazo del calendario gregoriano.

La justificación para tal cambio es que el calendario gregoriano corresponde a una “frecuencia equivocada”, definida como “12:60” (12 meses y 60 minutos), estando asociada con la premisa de que “el tiempo es dinero” y siendo responsable de la mala conducta humana, guerras y afines. Por eso, sería necesario que el mundo abandone el calendario gregoriano y pase a seguir con el SdP, que responde a una “frecuencia natural”, definida como “13:20” (remitiéndose a los 13 números y 20 jeroglíficos de los días que componen el calendario ritual maya),[6] asociada a la premisa de que el “tiempo es arte”[7].

Tanto la idea de un tiempo (o arte) natural como que "el tiempo es arte" son ciertamente cuestionables desde el punto de vista de las ciencias sociales (el segundo bajo el sesgo de la división social del trabajo, por ejemplo). Sin embargo, este no es nuestro objetivo en este artículo.

En el pensamiento que impregna el SdP, el tiempo no está separado del arte. Por lo tanto, hablar de arte es lo mismo que hablar del tiempo y de tiempo de conversación es lo mismo que hablar de arte, como veremos más adelante.

 

El Arte del Sincronario de Paz y sus consecuencias

El lema "el tiempo es arte" es fundamental para la propaganda del SdP, por lo cual, debemos tratar de entender su significado real. Como se ha señalado, éste se utiliza como contraste con la máxima de que "el tiempo es dinero", por lo que entendemos que hay aquí una crítica de desaprobación al capitalismo y el materialismo. David Stuart (2011: 307) informa que Argüelles etiqueta a los escépticos de sus teorías como "materialistas". También podemos percibir, en cierta medida, un antagonismo entre el romanticismo y el liberalismo. Por lo tanto, el arte se describe como algo que libera del capitalismo.

Como observamos en la nota 4, el arte es resultado de tiempo reforzado por energía. Esta energía se manifiesta en movimientos “armónicos”, apropiados para los momentos en que ocurren. Durante un curso impartido por Argüelles (Valum Votan) en Cisternino (Italia) en 2009, se habló de un postulado que ilustra lo que es posiblemente la perfección dentro de esta lógica: "La Ley del Tiempo es el movimiento de Hunab 'Ku"[8].  En otras referencias del SdP, se encontró que Hunab Ku es el "Padre", el "Supremo UM",[9] “todo movimiento y medida”[10] y su vórtice es el centro de la galaxia[11].Es decir, la divinidad suprema, lo que revela el carácter religioso del SdP, y la mezcla de arte y religión. El arte es tan natural como Dios, de hecho el movimiento de Dios es la fuente del arte.

Sin embargo, debemos ir más allá y comprender cómo Argüelles define el arte en movimiento:

0.7. Considerando que o universo é uma perfeição de ordem e um processo unitário, criativo, padronizado, a Lei do Tempo, T(E)=Arte, governando a aparência e a manifestação de todos os fenômenos - energia - da terceira dimensão física de espaço, também é absoluta em sua perfeição. Arte é definida como a unificação natural e espontânea do tempo com o espaço, de acordo com a freqüência 13:20, portanto, “tempo é arte”[12].

 

Además, dicha unificación parece condicionada a la frecuencia 13:20. De no ser así, no se requeriría un cambio. La necesidad de utilizar el calendario se vuelve aún más explícita en el Telektonon, texto profético del SdP:

82. 13:20 é a relação do tempo natural sagrado; 12:60 é a relação do falso tempo da Torre de Babel. 13:20 - treze meses, vinte dedos dos pés e das mãos.[13] 12:60 - ano de doze meses, hora de sessenta minutos. Filhos do dia da verdade, nisto há um sinal para que possais discernir entre o poder do maligno, que busca vos aprisionar em sua máquina, e o poder dos justos, que de nada precisam, exceto daquilo com que Deus os dotou: seu corpo de tempo e seu caminho natural, sincronizado pelas treze luas.

83. Filhos do dia da verdade, esta é vossa única decisão, pois Deus conhece e vê tudo o que está em vosso coração. Gente do amanhecer, gente do livro, na hora do julgamento unificai-vos da única maneira que vos é possível: no tempo, enquanto tempo, através do tempo. Pois nisto, o ano de Kin 144, o Telektonon vos é revelado, o plano de Deus para a paz na Terra, a derradeira e única esperança para renovação espiritual e salvação: aceitação e adoção imediatas do caminho de 13 luas de 28 dias, o calendário Telektonon. “E tinha um nome escrito que ninguém sabia senão ele mesmo.” (Apocalipse 19:12). E esse nome é Telektonon[14].

 

Este pasaje no sólo confirma la dependencia del calendario propiamente, ya que sirve para reafirmar el carácter religioso que tuvo el SdP. También hay un tipo de ideología religiosa de la salvación, en este caso, a partir del tiempo y, por lo tanto, del arte, que se hacen sagrados en el movimiento. Vemos, pues, "el arte como salvación" (o más bien, "el tiempo es arte"), la necesidad de seguir una ruta específica para ser salvados espiritualmente, como se observa en diversas religiones.

En su libro O Saber Local – Novos ensaios em antropologia interpretativa, Clifford Geertz dedica un capítulo al análisis del arte en cuanto a un sistema cultural. Nos parece exactamente el contexto en el cual el SdP encuadra. De acuerdo con Geertz (2006: 143),

[…] elaboramos teorias sobre criatividade, forma, percepção, função social; caracterizamos a arte como uma linguagem, uma estrutura, um sistema, um ato, um símbolo, um padrão de sentimento: buscamos metáforas científicas, espirituais, tecnológicas, políticas; e se nada disso dá certo, juntamos várias frases incompreensíveis [...]

 

En el caso del SdP, el arte es un lenguaje de armonización cósmica que coincide con todo el marco ideológico que sustenta el sistema cultural. El arte se manifiesta en actos conformes con el tiempo y el espacio. El SdP también hace uso de varios símbolos y resignificaciones para ellos, como veremos más adelante. Su objetivo es estandarizar un sentimiento de unidad, teniendo en cuenta que lleva la ambición de uso universal, que también está vinculada diariamente a metáforas espirituales[15].

Geertz (2006: 145) también observó un aspecto que congrega el arte, y que es útil a la expresión cultural:

Em qualquer parte do mundo, […] para uma maioria entre nós, outros tipos de discurso cujos termos e conceitos derivam de interesses culturais que a arte pode servir, refletir, desafiar ou descrever, mas não, por si só, criar, se congregam ao redor da arte para conectar suas energias específicas à dinâmica geral da experiência humana.

 

A primera vista, esto parece una perfecta descripción de lo que se refiere a la intención detrás del discurso del SdP, y la verdad es de hecho una excelente descripción de este sentido del discurso del arte como algo que congrega, que une - y en el caso el SdP, como hemos visto, toda semejanza de la religión no es una mera coincidencia. Sin embargo, esto parece ser cierto desacuerdo, que se puede pensar de la siguiente manera (Geertz, 2006: 145):

O sentimento que um indivíduo […] [ou] que um povo tem pela vida não é transmitido unicamente através da arte. Ele surge em vários outros segmentos da cultura deste povo: na religião, na moralidade, na ciência […] e até na forma em que organizam sua vida prática e cotidiana. Discursos sobre a arte que não sejam meramente técnicos ou espiritualizações do técnico – ou pelo menos a maioria deles – têm, como uma de suas funções principais, buscar um lugar para a arte no contexto das demais expressões dos objetivos humanos, e dos modelos de vida que essas expressões, em seu conjunto, dão sustentação.

 

Lo que pasa con el SdP es que esos segmentos se ven mucho menos de forma independiente. No es más que una búsqueda de un lugar para el arte, el arte es en todos los contextos y se mezcla con los objetivos y formas de vida - de hecho, consideramos que es el modelo de la vida, personificado por Hunab Ku, la plena armonía entre espacio y tiempo. Cualquier movimiento simple puede ser reconocido como arte, y por lo tanto, todo está impregnado por ella. Es posible, por lo tanto, que el SdP tiene una imagen opuesta a la descrita por Geertz. La expresión de la gente (seguidores de la SdP) se asocia necesariamente con el arte, que de alguna manera podría crear intereses culturales y no sólo expresarlos.

Esta inconformidad se explica: Geertz está integrado a una gran corriente de estudios sociales que no ven el arte como algo natural, sino constituido de forma social o cultural[16]. De esta manera, el arte no podría ocupar un papel tan importante como en el SdP, pero en su contexto local los papeles parecen invertirse: el arte es razón de la cultura en el SdP, y no al contrario.

Algo que contribuye a la vista de que el arte no es natural es el hecho de que, como se informó anteriormente, hay instituciones interesadas en la difusión de la cultura del SdP y de preparar al público para entender y apreciar que, como ocurrió en Italia en siglo XV, como señala Geertz (2006: 158).

Un punto clave, sin embargo, acerca a Geertz al SdP y a la idea de que este es un ejemplo legítimo del arte como un sistema cultural, "el medio por el cual el arte se expresa y el sentido de la vida que los anima son inseparables" (Geertz, 2006: 148).

Los símbolos presentes en el SdP se pueden ver como los documentos principales, como Geertz señaló acerca de los Yoruba (2006: 150), las ilustraciones que son independientes de conceptos preexistentes, hablando por sí mismo. Esto ocurre, por ejemplo, con los siete "plasmas radiales", cuya mera contemplación es suficiente para permitir una apertura telepática[17][18].

Sucede lo mismo con los veinte glifos del calendario ritual maya que, readaptados visualmente, ganó versiones modernas en el SdP y son llamados sellos. Cada sello es asociado a un color, con cuatro colores en total, cada uno de ellos asociado a los cuatro puntos cardinales (norte, sur, este y oeste). Entre los antiguos mayas, esos colores eran el blanco para el norte, amarillo para el sur, rojo para el este y negro para el oeste (Stuart, 2011: 84 e Montgomery, 2003: 64). Argüelles se refiere a la dirección oeste con relación al color negro en el factor maya (2002: 106), en el SdP propiamente dicho el color negro fue substituido por el azul.[19] Esto puede denotar una preocupación por la relación entre la oscuridad y el color negro, que no sería favorable en el contexto armónico. El día Chuen, estrechamente relacionado con el artista, es un sello asociado al oeste, y es también el sello de la cuenta de Argüelles del SdP. Además, el día de nacimiento de Argüelles es exactamente en el medio de la cuenta de las 13 lunas. Estos hechos apuntan a la utilización de SdP con el fin de legitimar su posición de liderazgo y que se confundió con una posición de la divinidad.

 

 

 

Consideraciones Finales

Creado por un artista, el sincronario de Paz es un sistema cultural cuya ideología es regida por el arte. Éste, por lo tanto, influencia todos los aspectos de la vida, no como un papel secundario o de mera expresión sino como determinante para la visión del mundo y de la construcción del ritual de la rutina.

El arte consiste en una religión, un (único) camino para la salvación, cuyo guía es el creador propio del SdP. El curso del arte sirve para legitimar su liderazgo y visión del mundo, cooptando a los interesados de optar por un sistema complejo que mezcla una versión subjetiva del calendario maya con las herramientas oraculares de otras culturas, explorando las artes visuales, los símbolos y la poesía con sus metáforas espirituales, una congregación de varias creencias que unen diversos movimientos de New Age y las causas con que el Sincronario de Paz, por sí mismo, se torne una de las principales referencias de este contexto.

 

 

 

Referencias

 

Argüelles, José (2002), O Fator Maia – Um caminho além da tecnologia, São Paulo, Cultrix.

 

Geertz, Clifford (2006), O saber local – Novos ensaios em antropologia interpretativa, Petrópolis, Vozes.

 

Montgomery, John (2003), Cycles in Time: The Maya Calendar, Guatemala, Editorial Laura Lee.

 

Sitler, Robert (2006), The 2012 Phenomenon – New Age Appropriation of an Ancient Mayan Calendar, Nova Religio: The Journal of Alternative and Emergent Religions, núm. 3, vol. 9, febrero, pp. 24–38.

 

Stuart, David (2011), The Order of Days: The Maya World and the Truth About 2012, New York, Doubleday.



[1] Utilizamos la sigla SdP a lo largo del artículo para referirnos al Sincronario de Paz.

[2] Artista visual, escritor y PhD en historia de arte, recientemente fallecido

[3] Argüelles responde a la orden de los días del SdP como el correspondiente a la fecha del calendario maya en su libro O fator maia, publicado originalmente en 1987. El SdP utiliza la misma estructura del calendario ritual maya, conocido como Tzolk’in de 260 días, sin embargo contando de manera diferente, modificando el orden de los días. En una analogía, sería lo mismo que decir que el día 30 de enero es en realidad el día 13 de diciembre, reiterando el cambio a esa nueva versión extra-oficial del “calendario gregoriano”.

[4] Ver

http://www.sincronariodapaz.org/altera/diverso/_arquivos/Boletim%20do%20Projeto%20Rinri%20III.pdf (p. 4) e http://www.13moon.com/faq.htm#Q14 (accesado el 23/11/2011). Los links utilizados en el presente artículo para citar el discurso propagado por Argüelles, por el SdP y cualquiera de sus consecuencias son reconocidas oficialmente por el propio movimiento; se optó por discriminar a la página de acuerdo a la secuencia encontrada en los archivos, donde la página no fue directamente discriminada con anterioridad. 7 La “ley del tiempo” es expresada como T(E)= Arte, donde “T” significa tiempo (representando la “razón 13:20”,  explicada abajo) y “E” significa energía (representando “cualquier pequeño fenómeno tridimensional, el cual en su tiempo, es siempre armonioso). Ver http://www.sincronariodapaz.org/altera/sincronario/_arquivos/O%20livro%20A%20DINAMICA%20DO%20T EMPO.pdf, p. 7 (accesado el 23/11/2011).

[5] Sitios oficiales, respectivamente: http://www.lawoftime.org e http://www.planetartnetwork.info

[6] El calendario ritual maya, o mejor, el ciclo de 260 días, es la verdad anterior de los mayas y común a cientos de etnias mesoamericanas.

[7]http://www.sincronariodapaz.org/altera/sincronario/_arquivos/A%20Reforma%20do%20Calendario%20e%20o%20Futuro%20da%20Civilizacao.pdf, p. 8 (accesado el 23/11/2011). Esa propuesta fue presentada a la ONU y al Vaticano, tras el fracaso de tal iniciativa diplomática, el SdP ganó la categoría de religión, la figura de Argüelles se tornó como la de una divinidad: “Valum Votan”, o “Cerrador del Ciclo” (de 2012). Mas al respecto en SITLER, 2006.

[8]http://www.sincronariodapaz.org/altera/sincronotron/_arquivos/Seminario%20Avancado%20Magos%20da %20Terra.doc, p. 54 (accesado el 23/11/2011).

[9]http://www.sincronariodapaz.org/altera/diverso/_arquivos/Edicao%20Fenix%20Volume%204.pdf, p. 9 (accesado el  23/11/2011).

[10]http://sincronariodapaz.org/altera/sincronario/_arquivos/A%20PROFECIA%20TELEKTONON.pdf, p.5 (accesado el  23/11/2011).

[11]http://www.sincronariodapaz.org/altera/noosfera/_arquivos/Boletim%20do%20Projeto%20Rinri%20III.pdf, p. 8 (accesado el 23/11/2011).

[12]http://www.sincronariodapaz.org/altera/sincronario/_arquivos/O%20livro%20A%20DINAMICA%20DO%20T EMPO.pdf, p. 7 (accesado el 23/11/2011).

[13] Los trece meses de las trece lunas están asociados a los trece números presentes en el calendario ritual maya y cada uno de los veinte dedos están asociados a uno de los veinte jeroglíficos de los días del mismo calendario, que son más conocidos en el SdP como “sellos solares”.

Ver http://www.lawoftime.org/infobooth/humanholon.html (accesado el 23/11/2011), que muestra todavía otra alternativa  para el significado número trece: el cuerpo humano posee trece articulaciones.

[14]http://sincronariodapaz.org/altera/sincronario/_arquivos/A%20PROFECIA%20TELEKTONON.pdf, p. 16-17 ( accesado el  23/11/2011).

[15] Con “metáforas espirituales” nos referimos a ejercicios diarios que incluyen la lectura y repetición cíclica de frases como vemos en http://sincronariodapaz.org/altera/sincronario/_arquivos/MUDRAS%20DOS%20SELOS%20ORACOES.pdf y http://sincronariodapaz.org/altera/diverso/_arquivos/Boletim%20do%20Projeto%20Rinri%20III.pdf ( accesados el  23/11/2011).

[16] En este caso, tal vez Argüelles, siendo PhD en historia da arte, pudiese ser acusado de cometer  un anacronismo.

[17] Ver http://www.lawoftime.org/pdfs/TheRinriProject.pdf, p. 30 (accesado el

[18] /11/2011).

[19] Ver http://www.lawoftime.org/content/CHV1-Workbook.pdf, p. 62  (accesado el  23/11/2011).

Cuadernos de Descolonización y Liberación es la revista oficial de la Asociación de Filosofía y Liberación (AFyL). Esta publicación es continuidad de Humanidades Populares ISSN 0719-9465, publicación seriada editada desde el año 2011 por su grupo fundador Academia Latinoamericana de Humanidades bajo el nombre de Revista de Humanidades ISSN 0719-0999. Cuadernos es publicada y coordinada en la ciudad de Concepción, Chile, por la Corriente nuestrAmérica desde Abajo. La revista es coordinada conjuntamente desde las ciudades de Concepción, Chile, y Ciudad de Méxcio, México. Cuadernos de Descolonización y Liberación adhiere al acuerdo de políticas mínimas comunes de Deycrit-Sur. Esta publicación adhiere a las políticas de acceso abierto y no cobra ningún tipo de costo por procesamiento de contenidos. Todo lo aquí publicado se realiza exclusivamente bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Para más informaciones comuníquese a través del correo cuadernosafyl@humanidadespopulares.cl